Las películas de Pixar ordenadas de peor a mejor

Con el estreno de Toy Story 4 a la vuelta de la esquina y Onward pisándole los talones, es necesario detenerse a mirar hacia atrás y hacer un análisis de todas las películas que nos ha traído Pixar, uno de los estudios de animación más poderosos de todos los tiempos.

Desde 1995, esta compañía se ha encargado de realizar grandes largometrajes en la historia del séptimo arte. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro. Entre todas las películas que ha realizado Pixar, se pueden encontrar algunas cintas que no son tan geniales como sus hermanas.

Por eso, en esta oportunidad, ordenaremos los filmes de Pixar de peor a mejor, tomando en cuenta la opinión de la crítica, los comentarios de los fanáticos y nuestros gustos personales.

¡Aquí vamos!

20— Cars 2

La idea de que Cars tuviese una secuela no sonaba tan descabellada como parecía. A pesar de ello, los guionistas quisieron involucrar una rebuscada historia de espías en el universo de autos parlantes. Teniendo como resultado final, una extraña mezcla entre Meteoro, James Bond y La Vuelta al Mundo en 80 Días.

Sin duda alguna, Disney no supo aprovechar el protagonismo de uno de los personajes más carismáticos de Pixar, demostrando que un filme puede ser un fracaso cuando no es bien ejecutado.

19— Cars 3

¿Una tercera parte? ¡Oh Dios! Una de los aspectos más importantes que se debe tomar en cuenta en el séptimo arte es saber cuándo parar. Sin importar lo exitoso que esté siendo un producto en taquilla, no es necesario exprimirlo hasta no poder más.

Eso es lo que sucede en Cars 3.

Pixar intenta darle un cierre al personaje del Rayo McQueen. Pero más allá de sentirse como un final digno para la trilogía, se siente como una película innecesaria, con personajes poco prometedores y un desenlace que deja un sin sabor de boca.

18— Cars 1

Llegó un momento en el que Pixar decidió rendirle tributo a ciertas regiones del mundo. Por supuesto, no iban a dudar en hacerle un homenaje a Estados Unidos y su eterna pasión por las carreras de fórmula uno. De esta manera, nace la primicia de Cars, una cinta que narra las aventuras de un auto de carreras egocéntrico que a duras penas tendrá que aprender a ser humilde.

En un principio, sonaba atrayente y prometedora. Pero luego de ver la película, el espectador puede percatarse de que es una historia plana y sin emociones.

Disney sólo buscaba impresionar al público con la increíble animación de sus automóviles, sin importarle el gran vacío de su guión.

¿Alguna vez ocurre algo emocionante? ¡Si! Quizás en los últimos diez minutos.

17— Buscando a Dory

Lo que pareció ser una idea increíble, terminó por convertirse en una idea mal elaborada.

Sí, Dory bebé es una lindura, pero no puede salvar la película en donde fue introducida.

¿Qué sucede con Buscando a Dory? Intenta aferrarse a la misma idea de Buscando a Nemo, pero teniendo un resultado poco favorecedor, en donde no vemos personajes icónicos o paisajes encantadores. ¡Ni siquiera momentos memorables! Los sucesos de la cinta son tan repetitivos que terminan por hundir a la película en el fondo del mar.

16— Un gran dinosaurio

Las películas de viajes son emocionantes, sobre todo cuando involucran personajes apasionantes, divertidos, con personalidades llenas de contrastes y una evolución notable. ¿Eso ocurre aquí? A medias.

Es una historia lenta. ¡Ojo! Que no estamos en contra de las películas lentas, pues muchas de ellas pueden ser muy enriquecedoras. Pero Un gran dinosaurio es un filme que sobrepasa lo lento para convertirse en aburrido. Arlo es un protagonista sofocante y su compañero de aventuras no termina por conectar con la audiencia.

De esta manera, jamás será considerada como una de las películas más memorables de Pixar.

15— Monsters University

No es mentira que muchos fanáticos de Pixar se decepcionaron cuando supieron que la secuela de Monster Inc en realidad sería una precuela que contaría los inicios de Mike y Sully. La mayoría esperaba ver cómo continuaba la historia de Boo y Sully luego de la primera entrega.

Sin embargo, Monsters University no es una mala película. Cumple su objetivo principal: entretener a las personas a través de dos protagonistas que ya conocemos, pero que ahora son abordados de una manera diferente.

Pero no es una historia que se arriesgue a contarle al público algo nuevo. Al contrario, prefiere quedarse en un sitio seguro, utilizando métodos que fácilmente pueden convencer a cualquiera.

14— Valiente

¡La primera película de Pixar con una mujer como protagonista! ¿No es maravilloso? Además, no es la típica princesa de Disney. Sin duda alguna, Valiente es una de esas cintas para ver cómodamente desde el sofá de tu casa.

Disney hizo un gran trabajo con esta cinta que podría venderse como Tierra de Osos Dos Punto Cero. Pero no es un filme para ver más de una vez, porque puede volverse tedioso.

¿Cuál es problema con Valiente? No parece una historia de Pixar (caracterizado por presentar argumentos poco comunes), sino de un estudio que recurre a los cuentos de antaño para lograr convencer.

13— Bichos

Estamos ante la película más infravalorada de Pixar, lo cual es muy injusto, pues Bichos es muy divertida y con una trama diferente. Bueno, no tan diferente. Después de todo, no es la primera historia con hormigas como protagonistas. Pero sí una de las mejores.

Un filme que nos da enseñanzas de cómo debería funcionar una sociedad, con un protagonista ingenioso y torpe, un villano calculador y personajes secundarios muy agradables.

El conflicto de Bichos es que su argumento sencillo (nada especial) no armoniza con la grandeza de sus protagonistas.

12— Toy Story 2

Toy Story 2 es una increíble continuación para Toy Story, en donde nos encontramos con nuevos personajes y un argumento más maduro que su primera parte. El autodescubrimiento de Woody y el viaje de los demás juguetes en su búsqueda son dos características muy divertidas de la película.

Por medio de esta cinta, se demostró que no todas las secuelas son necesariamente malas. ¿Aún siguen llorando con la canción de Jessie? ¡Nosotros sí!

11— Los increíbles 2

¡Una excelente secuela! ¿Pensaban que Marvel era la única casa productora que podía hacer buenas películas de superhéroes? ¡Pues no! La acción comienza exactamente en donde terminó la primera parte.

Algo maravilloso es que la película se acopla a la familia moderna, en donde el papá es quien debe quedarse a casa y la mamá tiene que salir a salvar el mundo. Elastigirl es una gran figura del empoderamiento femenino.

Lo único débil de la película es lo predecible que puede ser. Luego de lo inesperada de su primera entrega, su sucesora no logra sorprender o dejar boquiabierto al espectador.

10— Buscando a Nemo

Las películas de padres e hijos siempre son maravillosas de ver, pues demuestran que no sólo las madres son capaces de dar la vida por sus seres amados. De esa forma, Pixar presenta una de sus historias más populares. ¿Aleta feliz?

El inmenso océano, la hermosa animación de los paisajes australianos y las especies submarinas, un viaje divertido y aventurero, personajes entrañables y muchos chistes es lo que vuelve a Buscando a Nemo una de las preferidas de todos los tiempos.

9—Monster Inc

¿Cuántos no hemos pensado que hay monstruos en el armario? ¡Vamos! Es uno de los mitos más grandes de todos los tiempos.

Pixar moldea este mito urbano a su manera para crear Monster Inc, un universo totalmente nuevo, con ideas muy originales y personajes que hacen que hasta el más serio se pueda reír.

La idea de una empresa que usa los gritos de los niños como energía eléctrica es muy curiosa. Por ello, podríamos decir que este filme es una joya de la animación que sabe cómo adentrar al público hacia lo desconocido sin ningún problema.

Aparte, ¿quién no disfruta de los créditos de Monster Inc? ¡Son graciosísimos!

8— Toy Story

No puede haber un top de Pixar sin la película que inició todo. Se podría decir que Toy Story es la película por excelencia de esta empresa animadora, pues le otorgó la popularidad que tiene hoy en día.

Al igual que Monster Inc, Toy Story aborda una idea que las personas siempre se han planteado: ¿Los juguetes tendrán vida? El resultado es increíble, pues se presentan todo tipo de juguetes que llegamos a tener en nuestras casas.

Uno de los secretos del éxito de Toy Story es que maneja sentimientos y emociones que son típicos del ser humano, como celos, decepción, tristeza, miedo y molestia, demostrando que no todos somos perfectos, pero que eso no nos vuelve malos.

7— Walle-E

Seamos honestos, Walle-E es visualmente hermosa; la historia de amor entre dos robots es increíble y su guiño a Stanley Kubrick es magnífico. Más allá de demostrar que no es necesario tener muchos diálogos para conectar con la audiencia, su banda sonora es la que conduce cada escena, permitiendo que avance con naturalidad y perfección.

El mensaje de la película es claro: los seres humanos estamos destruyendo nuestro único hogar. Si bien muchas personas pueden considerar que el eje central de la cinta es el amor entre Wall-E y Eva, no nos podemos engañar. El punto de partida del filme es el daño y los golpes que recibe el planeta Tierra.

6— Ratatouille

Hay una simple razón por la que Ratatouille es una obra de arte. ¿No adivinan qué es? ¡Sus monólogos! Los personajes de la película tienen frases con enseñanzas cruciales y metáforas que pueden darle en el corazón a más de uno.

En la película, seguimos a una rata que quiere ser cocinera. Sí, sabemos que el concepto suena un poco asqueroso, pero Pixar lo plantea de un modo apasionante y mágico, teniendo como mensaje que el mundo pertenece a los soñadores y que el talento puede provenir de cualquier parte.

Por supuesto, no podemos dejar pasar la excelente representación de París. Los productores de la cinta tuvieron que viajar hasta Francia para lograr captar la belleza de la ciudad. ¿Creen que lo lograron?

5— Toy Story 3

La tercera entrega de Toy Story puede llegar a ser mejor que sus antecesoras, pero es necesario ver las anteriores para poder conectar con el final de la misma.

La nostalgia de crecer es el punto fuerte de Toy Story 3, pues es algo inevitable. Hay un momento de la vida en el que debemos dejar atrás la niñez y seguir adelante hacia la adultez. Es ahí, en ese gran instante, en donde el público logra comprender a lo que se enfrentan los personajes.

No sólo deben batallar contra un oso tirano que huele a frutas, sino también contra la idea de dejar al único niño que han conocido durante toda su existencia.

4— Los increíbles

No, las películas de animación no sólo son para niños. Muchas de ellas manejan mensajes que van dirigidos directamente a una audiencia adulta y Brad Bird sabe de ello.

La idea de una familia de superhéroes no es algo nuevo. En los comics, muchos héroes tienen un núcleo familiar. Pero pocos de ellos tienen una familia tan… real.

Un padre con crisis de los cuarenta, una madre preocupada por el bienestar de sus seres amados, una adolescente con problemas de aceptación, un niño hiperactivo y un bebé adorable. Simplemente… ¡Increíble!

Pero no sólo son los poderes lo genial de la cinta, sino los problemas maritales que pueden tener una pareja y cómo termina afectando a los otros miembros de la familia. ¿Ven? Son temas que sólo puede dirigir un público más grande.

Y también tiene un villano con un motivo aceptable para odiar a nuestros protagonistas. Sí, Los Increíbles sabe cómo balancear adecuadamente todos sus aspectos.

3— Coco

Coco transporta al público hasta México, en donde se celebra el “Día de los Muertos”, festividad para recordar a los seres queridos que han dejado esta tierra. Pixar toma el folklore de este país y lo convierte en una de las películas más hermosas en la historia de la animación.

Es el primer musical de Pixar, cabe destacar. A pesar de pertenecer y trabajar con Disney desde hace muchos años, nunca se habían arriesgado a diseñar una película con tantas canciones. Pero es que Coco lo amerita, pues su banda sonora es lo que irradia magia.

Levanten la mano los que lloraron con Recuérdame, por favor.

2— Intensamente

Intensamente lo tiene todo para ser considera de las mejores cintas que ha presenciado el séptimo arte. En ella, exploramos cómo funcionan las emociones del ser humano desde su niñez. Y es que todos tenemos un mundo inmenso en nuestra cabeza.

Con un enfoque orientado que no se tambalea en ningún momento, nos involucramos en las aventuras de Alegría y Tristeza, explorando las diferentes facetas del ser humano.

Puede que su primicia parezca aburrida, pero Pixar nos da momentos divertidos y fantásticos que nos dan a entender que las personas son maravillosas en todos sus aspectos y que a veces es necesario estar triste para apreciar los momentos alegres.

1— Up

Dicen que es muy difícil desarrollar una historia de amor en el mundo del cine. Hay películas románticas que son un completo fracaso debido a lo poco creíble que resulta el afecto que se tiene la pareja protagónica.

Pero Up crea una de las historias de amor más bellas (y tristes) en sus primeros diez minutos.

Para muchos Up es simplemente la historia de un anciano que viaja al Salto Ángel para complacer el gran sueño de su esposa. Pero si analizas bien, en realidad se trata del viaje de un hombre que intenta superar el dolor y el vacío que deja el final de una relación amorosa que lo significó todo para él.

Esperemos que Pixar se atreva a contar más historias como esta, en donde el público puede sentir lo mismo que el personaje que se muestra en la pantalla grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.