Netflix podría comprar cines para poder competir en el Óscar

Las producciones originales del servicio de streaming han causado mucho debate sobre si deben ser consideradas cine de verdad.

Mientras que las series originales de Netflix no tienen problemas para ganarse el respeto de la industria en las premiaciones adecuadas, las películas del servicio de streaming no cuentan con la misma suerte y, en realidad, son consideradas creaciones menores. Mucho se ha debatido sobre la calidad de estos trabajos, pues el formato en pantalla chica técnicamente las descalifica para ser considerados a muchos reconocimientos.

El problema sólo ha aumentado en los últimos años y lo que sucede en Cannes justo ahora es la máxima prueba. Hace días se dio a conocer que, de manera oficial, las cintas de Netflix no serán consideradas para competir dentro del famoso festival, pero que eran bienvenidos para proyectarlas en el evento como hacen muchas otras producciones. Por supuesto, esto sólo causó molestia a la empresa, que por su parte decidió no llevar ninguna de sus películas como protesta. Los altos mandos del servicio de streaming consideran que están a la altura de cualquier otro trabajo cinematográfico y hasta cuentan con buenas alianzas con directores reconocidos a nivel mundial, por lo que no creen que se les deba menospreciar. En la otra esquina se encuentra la tradición, y la solución más sencilla, las reglas de este tipo de premiaciones detallan que las películas deben estrenarse en cines para ser consideradas. ¿La solución de Netflix?, comprar algunos cines para estrenos exclusivos.

Mientras otros servicios como Amazon no tienen problemas en estrenar sus películas en cine, Netflix se ha mantenido en su esquina defendiendo sus proyectos con la idea de fomentar el cambio en vez de ceder a las viejas reglas de instituciones del pasado.

Según un reporte de Los Ángeles Times (vía UPROXX) revela que Netflix ha tanteado la idea de comprar cines en Los Ángeles y Nueva York para estrenar ahí sus películas y documentales originales. Parece que la empresa hasta consideró hacer una jugosa oferta a la cadena Landmark, pero se echaron para atrás. El asunto es que proceder de esta manera rompería con la concepción misma del servicio que propone no tener que dejar el hogar para disfrutar de producciones de calidad. Sin embargo, existe un obvio prestigio al ganar premios importantes como el Óscar, cuyas reglas son muy estrictas. Netflix confía plenamente en sus trabajos, pues el negarse a ir a Cannes es una forma de luchar por la igualdad de reconocimiento. Hay que recordar que el documental Ícaro ganó como Mejor Documental en la pasada entrega de los Óscar, éxito que la empresa se dedica a recordar y poner como prueba indispensable de sus logros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.