Se revela sinopsis de la película live action de Akira

La adaptación live action de la obra de culto, Akira, ya se encuentra en desarrollo. Una sinopsis fue revelada y presenta una historia algo diferente a lo que conocemos

Desde hace varios años a Hollywood le ha dado por recrear todo aquello que en el pasado tuvo éxito. La industria cinematográfica estadounidense encontró una buena mina de oro con la explotación casi desmedida de la nostalgia; ahora una importante cantidad de ficciones de tiempos lejanos han encontrado lugar en el presente, claro, siempre adaptado a las tendencia del momento. Akira es una de esas obras que no se ha salvado de la mano americana, su live action, el cual promete no hacer white-washing, llegará muy pronto y ya se encuentra disponible la sinopsis oficial de la película (vía ScreenRant).

Akira es una obra brillante en muchos sentidos, los japoneses tienen su manera de crear arte y eso es algo que no siempre debería ser abordado por América y sus formas. Sin embargo, el live action ya es una realidad que estará a cargo de Taika Waititi; la sinopsis hace muchos cambios a la historia original.

Kaneda es el dueño de un bar en Neo-Manhattan que se ve perturbado cuando su hermano Tetsuo es secuestrado por agentes del gobierno liderados por el Coronel. Desesperado por traer a su hermano de vuelta, Kaneda acepta unirse a Ky Reed y su movimiento clandestino el cual intenta revelar al mundo lo que realmente sucedió en Nueva York hace treinta años cuando fue destruida. Kaneda cree que sus teorías son ridículas, pero después de enfrentarse a su hermano de nuevo se sorprende cuando muestra sus poderes telequinéticos. Ky cree que Tetsuo se dirige a liberar a un niño, Akira, quien ha tomado control de la mente de Tetsuo. Kaneda se enfrenta con las tropas del Coronel en su camino para evitar que Tetsuo libere a Akira, pero llega demasiado tarde. Akira pronto emerge de su prisión, cortesía de Tetsuo, mientras que Kaneda corre para salvar a su hermano antes de que Akira destruya la isla de Manhattan tal y como lo hizo treinta años atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.