Spider-Man pudo haber tenido una película de terror

No, no se trata de una broma. Spider-Man pudo haber contado con su propia versión de terror dirigida por Tobe Hooper, director de la famosa Masacre de Texas. Pero, ¿por qué el proyecto no salió a la luz?

Según la información que suministró Digital Spy, el director tenía la idea de realizar una adaptación mucho más oscura del popular héroe arácnido de Marvel. Por ello, a mediados de los años ochenta, compró los derechos de Spider-Man por un total de 225.000 dólares.

El contrato establecía que Hooper sería el dueño de Spider-Man por cinco años. Es decir, si no realizaba ningún largometraje del superhéroe en ese tiempo, los derechos regresarían a su casa de origen.

Todo parecía marchar bien, pero los jefes del estudio no conectaron con la historia que Hooper había creado para Peter Parker, así que le pidieron que la editara. La transformación del guión tuvo como resultado un argumento muy parecido a «La Mosca» del director David Cronenberg.

El estudio decidió contratar a Leslie Stevens para que ayudase a Hooper con el guión, pero cuando Stevens leyó lo que pensaban realizar, los convenció de que no lo hicieran.

De esta manera, el proyecto pasó al olvido y los derechos de Spider-Man regresaron rápidamente a Marvel, diciendo adiós a su espantosa versión de terror.

Pero eso no es todo. Antes de abandonar la idea, el estudio ya había pensando en quiénes podrían conformar el reparto de la película: Tom Cruise sería Peter Parker; Bob Hoskins como el malvado Doctor Octopus y Lauren Bacall como la tía May.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.